Fiestas Patronales

Sonsonate, celebra del 25 de Enero al 2 de febrero, de cada año, sus festividades, la cual se vuelve una de las más importantes a nivel nacional, especialmente por su devoción a la Patrona “Virgen de Candelaria”, alrededor de la cual gira una de las más ejemplares historias con un gran contenido humano.
De acuerdo al culto religioso católico, este acto de fe es dedicado a la purificación de la Virgen Maria, luego del nacimiento de Jesús y de la presentación del enviado de Dios al templo.
Según nos cuenta la historia, que en 1604, a petición del Obispo Fray Juan Ramírez de Arellano, llegó desde Italia, Florencia, las imágenes, entre otras, de la Santísima Trinidad,
( hoy en el altar mayor de la Santísima Catedral de Sonsonate) y de la Purificación o de la Candelaria, que es actualmente la Patrona de los Sonsonatecos y colocada en un hermoso antiguo retablo de líneas románicas al costado derecho del presbiterio, exactamente en la puerta de entrada a la sacristía.
En éste mismo año( 1604) se comenzó a construir el templo de Nuestra Sra. De la Merced, edificio que fue terminado en 1660, exactamente donde hoy se encuentra construido el moderno edificio de TELECOM, “Claro”, siendo el mismo Obispo de Arellano, quien destinó la imagen de Nuestra Sra. de la PURIFICACIÓN o de LA CANDELARIA a la Iglesia de la merced y designada Patrona de la Feria de Verano, la cual tenía verificación en la plazoleta del mencionado templo.

dsc02490

La fiesta principal era en ese entonces el Domingo de la Santísima Trinidad, fecha variable en pleno invierno, entre finales del mes de Mayo y principios de Junio de cada año.
Por lo que en 1834, que se arruinó la edificación de la Merced, pasó la imagen de la Purificación o de La Candelaria a la hoy Catedral, y en este templo Parroquial de la Santísima Trinidad y habiéndose clausurado la Cofradía de Nuestra Sra. ese mismo año, se instituyó oficialmente la “Feria de Nuestra Señora de Candelaria”.
En 1887, que cayó Viernes de Dolores 1º. de abril, se terminó de construir y es bendecido el actual templo “Catedralicio” de Sonsonate, sede y guardián de la Venerada Imagen Patronal.

La imagen que se encuentra en el altar mayor fue pedida a España por el entonces Sr. Cura párroco Fray Lorenzo Graciano y Antonelli o.i.m, quien falleció en USA., como Obispo retirado. La imagen llegó a Sonsonate, el 29 de enero de 1953 (año en que se conmemoraban los 400 años de fundación de Sonsonate) y bendecida solemnemente por el Sr. Obispo de la Diócesis de Santa Ana, a la cual pertenecía Sonsonate. Su excelencia Reverendísima Monseñor Benjamín Barrera y Reyes, el 2 de Febrero de ese mismo año. En la presesión de la noche desfiló por la ciudad esa imagen nueva, cuya carroza simbolizaba a Nuestra. Señora en un cojín de seda roja con ribetes y pompones dorados y la rodeaban niños vestidos de angelitos con trajes color pastel, siendo no aceptada por los feligreses por lo que no volvieron a sacarla en procesión ya más.
En el tomo No. 40, de martes 28 de abril de 1896, Numeral 99, del Diario Oficial, aparece la resolución que solicita la municipalidad de entonces, presidida por Don Daniel Choto, donde pide que la fiesta de Candelaria de dicha ciudad se eleve a la categoría de Feria, y que es conveniente a los intereses del comercio y los demás industriales, dictar una disposición favorable.

Entonces se Decreta:
Artículo 1º. Se concede el carácter de feria a la fiesta que el 2 de febrero de cada año se celebra en la referida ciudad de Sonsonate, debiendo llamarse “Feria de Candelaria”.

Por lo que desde entonces, es llamada las fiestas como FERIA DE CANDELARIA.
Desde que Sonsonate, fue fundado por el Obispo Francisco Marroquín el 28 de Mayo de 1553, y desde aquella época hasta 1834, la Patrona de la ciudad fue la “Santísima Trinidad”.
Según se ha venido viendo, la ahora Santísima Catedral de la Divina Providencia, ha tenido dos imágenes de la Virgen de Candelaria, una en el altar mayor, y la que utiliza para las presesiones, siendo la que trajo el Obispo Juan Ramírez de Arellano.
La última imagen de la Virgen de Candelaria, fue traída por el padre franciscano, Fray Lorenzo graciano, quien el 28 de enero de 1953, se hizo cargo de la parroquia.
Los milagros concedidos durante las diferentes etapas de la historia de Sonsonate, la devoción por la Santa Virgen de Candelaria, le ha dado mayor fervor religioso a las festividades, damas creando devoción por su imagen, reafirmando la fe de la Purificación, siendo cada año, una manera de reproducir el espíritu cristiano del pueblo que la adoptó como Santa Patrona.

Descripción de Nuestras fiestas de antaño

Están nuestras Fiestas por comenzar, la algarabía se siente ya, son los payasos de mucho gozar, somos todos, los invitados a bailar. Las Fiestas de Sonsonate son a todo dar.
Sonsonate, ha impreso a sus Festejos Patronales, un sello inconfundible en los que, como decíamos antes, se ha sabido, con inteligente actitud, mezclar la desteñida carpa de un circo de talvez insulsos payasos, con esa peregrinación de fe que invade su histórica iglesia en cuyo fondo hay una estrella que alumbra Sonsonate, de día y de noche, en la alegría y en la tristeza…!!

Cada barrio o institución, toma un día determinado para, de acuerdo con un Comité Ejecutivo darle camino a la distracción que trae implícita esta celebración de carácter Nacional.
Todos los días de la feria, el pueblo acude sin vacilaciones, y con un entusiasmo muy especial, a visitar a su gloriosa y bendita Patrona; pero en verdad el día grande, es exactamente el 2 de Febrero. Este día, según la Religión Católica, se rememora el acto con el cual la Virgen María penetró al templo con el Niño Jesús en sus brazos, y procedió a su presentación.
Hay, en este día, otro acto al que el sonsonateco le da mucha importancia y mucha fe, cual es la “Bendición de Candelas”, que son guardadas con devoción para usarlas en casos de enfermedades, huracanes violentos, y toda clase de dificultades.

En este día de grandes emociones católicas, el pueblo entero se arremolina alrededor de Catedral para saludar con vivas y aplausos, “Aves Marías”, y alabados, a su patrona. Ahí va Ella, como diría Amado Nervo “Toda llena de gracia”, bendiciendo a su pueblo amado.
Un enorme y artístico carro arreglado con esmero por piadosas manos de mujeres y hombres sonsonatecos, pone más expresión a esta singular manifestación de fe.
Y se nos viene, de inmediato a nuestra mente el recuerdo de la solemne manifestación devoción católica, cuado la Virgencita de Candelaria, invitada por el pueblo católico de Santa Ana, visitó estas ciudad seguida por millares de sonsonatecos, que, de no haber habido suficiente trasportes, centenares de ellos hubieran caminado a pie, por las cumbres del “Lamatepec”, para como quien dice, ir a cuidar a la bella y Santa Patrona.
Esta página ya estará escrita, en la historia de Sonsonate, con letras de oro.

Bibliografìa:   tomado del libro:    “Sonsonate, su historia y tradiciones” 2010.
Wilfredo Cea.

¡Nostalgias de nuestras Fiestas!

Sonsonate, tierra de encanto. ¡Ah tiempos aquellos!, tan llenos de estrellas iluminando las calles y platicando en las esquinas, hablando de amores, del trabajo y de las cosas buenas de la escuela.

Así hablan muchos, cuando recuerdan a Sonsonate, en las décadas pasadas, que se podía circular sin ningún problema para todas partes.
Ahora, no se diga para estos días de fiesta de Candelaria, donde se esperaban los mejores días de la fiesta, recuerdos de infancia de aquellas verbenas que hacían venir a muchos turistas, donde se amanecía en el parque “Rafael Campo”, después de las Cabalgatas Artísticas, o se iba a una Lunada en el Salinitas después de la verbena sonsonateca; Los “Chapines”, guatemaltecos que sabían colocar sus velachos, colchas en la frescura de la grama del parque, en aquellas bancas de hierro y madera que alojaban a muchas familias que dormían en ellas, no se diga alrededor de Catedral, donde la devoción a la Virgen de Candelaria era quizás mayor que en estos tiempos, se podían ver ventas de infinitos recuerdos religiosos, de las candelas que después eran bendecidas para protección de la familia, una promesa dada a la Madre de Dios, un promesa que se cumplía, quienes muchos también aprovechaban para ir a visitar a San Antonio del Monte, eran peregrinajes de muchos devotos.

La cabalgata Artística de Héctor Magaña, en el propio centro del parque, con salida de una tarima de madera, donde cantaban tantas melodías muchos artistas, ¡Ah Sonsonate!, ¿porque los tiempos cambian?, y muchas veces el desarrollo se lleva muchas tradiciones, pero también se ha llevado mucha cultura, educación y respeto que ya no se tiene en las calles, los buenos días señor, ya no se oyen.

¡Aquella Avenida!, conocida como paseo 15 de septiembre o los Leones, donde se colocaban las ruedas y sobre toda la calle Obispo Marroquín, se colocaban todas las ventas de cuaderno, de tela, bolsones, dulces, artesanía y tantas cosas que se vendían en las ferias, de igual manera en la cancha de la UTF, que dio muchas glorias deportivas a Sonsonate.

Que podemos decir, estamos en otra era, la era de la cibernética, la era de la ciencia del conocimiento, donde el conocimiento se vuelve muchas veces fuera de contexto, y por eso, las ilusiones utópicas viene ha llevar a muchos jóvenes y señoritas a perder su identidad, queriendo comparar las costumbres y eventos de otros países, donde la televisión, el cine(que hay poco), el Internet que no tiene censura, se ven panoramas donde las drogas dan bastantes satisfacciones de vida de millonarios, de jovencitas con carros de lujo, más no saben que el final es totalmente la perdición.

Antes la procesión de la Virgen, salía al mismo tiempo que las carrozas de las reinas, siendo ella la principal por ser la reina de las reinas, la Virgen de Candelaria encabezaba el desfile de las carrozas; pero esta tradición se cambió para mejorar la parte de devoción, saliendo el mismo dos de febrero en horas de la tarde hasta llegada las siete de la noche a Catedral, y luego se procede a la quema de pólvora, algo que toda la gente espera, ya que con ello dan por culminada las fiestas; Por lo que seria bueno que los sonsonatecos se volcaran en esta ocasión para acompañar la procesión de la Virgen y que todos lleven su candelita con la presencia de las autoridades locales, comité de festejos, reinas e invitados especiales, como una muestra de júbilo y respeto que siempre le han tenido a la “Madre de los Sonsonatecos”.

Bueno, la verdad es que Sonsonate celebra sus fiestas con un gran fervor religioso que se envidia en otras partes, ya que se tiene como protectora a la Milagrosa “Virgen de Candelaria”, que durante más de cuatrocientos años ha visto pasar muchos comité de festejos, autoridades, calles empedradas y hoy adoquinadas, pero así camina Sonsonate, dedicando con todo su amor sus fiestas, tanto a los turistas que lo visitan como a los lugareños, y nosotros que nos dedicamos a la escritura, queremos poner un poco de nuestra parte para recordar esos momentos pasados que forman parte de la historia del desarrollo de nuestros pueblos.

Felicidades Sonsonatecos, a disfrutar las fiestas de la mejor manera posible, poniendo siempre la devoción ante el altar de nuestra Madre Santísima y Padre Celestial, ya que dentro de muchas actividades del comité es resaltar el fervor religioso y pedir por la tranquilidad del lugar como de otras partes del mundo la PAZ.